Los principales errores de los emprendedores

Los principales errores de los emprendedores

Tuvimos la oportunidad de acudir a una conferencia sobre los principales errores de los emprendedores. Según decían, los emprendedores cometemos una serie de errores muy característicos. Enlazando con nuestro anterior post, me pareció interesante enumerarlos aquí por si os podía servir de ayuda en vuestros proyectos.

De acuerdo con este conferenciante, los principales errores que cometemos los emprendedores son:

  • Selección de socios: muchos de nosotros buscamos socios en nuestros compañeros de estudio, pero no es lo recomendable. Sí necesitaríamos un líder que sea experto en la parte fundamental de la empresa y asuma la dirección. Mira lo que necesitas, no lo que tienes. Otra cuestión importante es pactar con los socios ciertos temas primordiales, cómo los límites, las responsabilidades, sueldos… Si tienes dudas, no te lo pienses y ¡pon un abogado en tu vida!
  • Estilo de empresa: otro punto fundamental es definir el perfil de la empresa, por ejemplo, low cost.
  • Misión y valores: en esto recomiendan definir un eslogan con una frase y crear unos valores para que los clientes te reconozcan. Por ejemplo, el eslogan de CoriaWeb es “Somos diferentes” y nuestros valores son la transparencia, la honestidad y el buen trato al cliente.
  •  Perfil de emprendedor: un buen emprendedor no puede tener miedo al riesgo y debe ser creativo, entusiasta y tener don de gentes. El individualismo, ser cabezón, no escuchar…es un grave error.
  • Falta de formación y ambición: para llevar un negocio al éxito hay que tener conocimientos en muchos aspectos (gestión, marketing…) Puedes formarte tú o buscar socios que cumplan estas funciones que desconoces. La falta de ambición provoca que el negocio crezca poco. Si no eres ambicioso, elige un socio que lo sea.
  • Impacto en tu vida: piensa en todos los escenarios posibles. Puedes arruinarte si fracasas. Si eres joven y no estás hipotecado, eres un buen candidato a arriesgar. ¿Dejarías a tu pareja si no te apoya? Lo mejor es rodearte de gente positiva.
  • Ideas financieras y búsqueda de capital: es muy importante realizar un estudio de mercado y un plan de negocio. En cuanto a la búsqueda de capital, a veces no es necesario, basta con buscar clientes. Lo fundamental es cuánto se factura y cuánto se gana.
  • Tesorería: es algo a tener en cuenta, sobre todo, en negocios de ciclo largo de clientes que pagan poco al mes. Hay que controlar muy bien los medios de pago y cuando recibes el dinero.
  • Definir métricas: algunas de las variables más interesantes son: número de usuarios, número de registros, margen medio, porcentaje de clientes que repiten…
  • Producto: no inviertas mucho en cosas que ya existen, por ejemplo, empezar un diseño desde cero cuando te podría servir igual una plantilla. Te saldría mucho más barato.
  • SEO: el posicionamiento es importante. Es muy recomendable contar con un experto que lleve a cabo esta tarea.
  • Definición del tamaño de mercado: este aspecto hay que abordarlo por fases. Se aconseja conquistar un mercado y luego pasar a otro. Por norma general, las empresas españolas triunfan más en Italia que en Latinoamérica, y peor en Francia.
  •  Modelo de negocio: hay que tener claro, en cada momento, qué es lo que genera dinero en nuestra empresa.
  • Diversificación sí, dispersar no: diversifícate sólo cuando ya tengas una importancia relativa en tu sector, sino conseguirás el efecto contrario, dispersarte y perder el control.
  • Plan de marketing: igual de importante es tener un plan de marketing como que este sea realista con el mercado. Los expertos aconsejan invertir el 30% en este aspecto.
  • Gestión: es fundamental captar y retener el talento. Al principio, el líder es la persona más importante, pero luego, con la andadura del negocio, lo importante es el equipo. Continuamente hay que generar activos: contenidos, usuarios, cuotas, software…
  • Final de etapa: hay que saber detectar cuando se ha llegado al final de una etapa y puede que la mejor decisión sea vender la empresa. No te obsesiones con una idea. Si no funciona, toca reinventarse. Si atraviesas una crisis grave, puedes parar, pero no cerrar. A veces, es mejor cambiar de aires, renovar las ideas y volver.

Para terminar os dejamos unos datos:

  • Sólo el 20% de los emprendedores se arrepienten de haber vendido su negocio.
  • La edad media del emprendedor que triunfa en España: 35-40 años
  • Muchos de los que han triunfado han arruinado antes a sus padres.

Como consejo final, recuerda, cuando la empresa vaya bien ficha a alguien mejor que tú.

 

Síguenos

María José Vergara Pineda

Contabilidad y Marketing at CoriaWeb
Síguenos

Deja un comentario